Like 0

PROPTECH, el paso evolutivo después del Covid-19

Si usted no está del todo familiarizado con el término Proptech, comencemos con definirlo como lo que es, emplear la tecnología para refinar, mejorar o innovar en las empresas de la rama inmobiliaria.

El confinamiento social abrió puertas para que el mundo pueda subsistir a distancia, sin contacto humano o con el menos posible, y con la capacidad de descubrir nuevas formas de hacer las cosas a través de la web. De ahí que la inteligencia artificial, las criptomonedas, el Machine Learning, entre otros conceptos estén cobrando auge en este momento.

Con el Coronavirus estas herramientas continuarán su expansión vertiginosa, y prácticamente la sociedad deberá habituarse a hacer uso de ellas, para quienes no lo hacen, y con mayor frecuencia para quienes ya lo hacían.

El impulso digital ha cobrado una nueva aceleración y el sector Proptech es por excelencia una muestra de ello. El Property technology, de donde surge la composición de la palabra, demanda una adaptación inmediata a las innovaciones del mercado, o de lo contrario lo estancarán.

Sin temor a equivocarnos, la mayoría, sino es que todas las empresas del sector inmobiliario se han visto afectadas con el impacto del denominado Covid-19. Desde que inició el confinamiento obligado, las cancelaciones de rentas o visitas para compra, se desplomaron. 

Las grandes firmas internacionales que obtienen altos dividendos en la rama Proptech son un claro ejemplo de este impacto y las acciones que han tenido que realizar para salir avante. Un ejemplo puede ser Airbnb, la compañía californiana tuvo que devolver el 100% de las reservaciones granjeándose a cambio el descontento de los anfitriones. Ejecutó una línea de financiamiento por $1,000,000,000.00 millones de dólares y redujo en un 25% su plantilla de colaboradores. 

Otra muestra es Booking, la cual intentó resistir el embate con apoyo de los programas de rescate del gobierno holandés de donde es originaria. Pero tal parece que después de todo, se verá forzada a reducir su plantilla laboral. Las marcas Proptech, han convenido ofrecer su tecnología a empresas de línea primaria, con la idea de apoyarlas y evitar su desaparición y con ello, reducir el potencial de riesgo de la misma Proptech.

 

Oportunidad después del embate

Uno de los grandes aportes del Proptech es tener a la mano información valiosa en tiempo real, lo que permite en el sector inmobiliario no sólo una correcta y eficiente toma de decisiones, sino a una velocidad antes sólo imaginada.

El Machine Learning, las visitas virtuales, el blockchain y el Big Data son tendencias en el uso de la tecnología para el sector, que han pasado de un uso exclusivo de marcas innovadoras, a uso obligado de todas firmas. Seguridad en transacciones, oferta personalizada, y visitas no presenciales cobran auge entre el público. Y poder consultarlo todo, sin tener que salir de casa.

Otra herramienta de tecnología son las criptomonedas, el Bitcoin y Ethereum, por mencionar algunas, que ya están siendo empleadas por plataformas como Airbnb, al menos en forma experimental por el momento. 

El potencial de estas monedas aún no está definido, pero sin duda, si logran estabilizar su valor en el mercado, serán todo un acontecer disrupción. 

Crowdfunding o crowdlending inmobiliario facilita mediante la tecnología la inversión en el sector desde cualquier dispositivo, al contarse ya con plataformas para el caso, algo que antes era marcadamente cerrado y complejo. 

 

La clave es adaptarse

El Covid-19 y la tecnología marcarán un antes y un después en todos los campos del saber humano, y el sector inmobiliario no es la excepción. La evolución del Proptech tendrá el sello distintivo de provocar una disrupción de los modelos tradicionales existentes. Siendo la tecnología y la innovación sus principales características. Adaptarse al nuevo usuario día con día, serán las claves del cara a cara en unas nacientes necesidades para el sector.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *