1 0

Oasis en el desierto, el sector inmobiliario

Dado que el mundo enfrenta una crisis histórica, que sin duda quedará grabada en los anales de la historia por los siglos de los siglos. Existen algunos destellos de luz esperanzadora, que se convierten en un oasis en medio del desierto que dejó el llamado Coronavirus asiático, o Covid-19.

La industria de la construcción, el sector inmobiliario en sí, no será apabullada como la gran  mayoría de los sectores comerciales y de producción. Al contrario, esta misma se adaptará ante las necesidades de espacios que surgirán producto de esta crisis precisamente.

Ejemplos podemos mencionar mucho. El sector de la vivienda Residencial, reflejará una caída abrupta de hasta un 40% por ciento. Sí, pero su demanda vislumbra una recuperación para este rubro en particular de un año y medio.

Otros rubro que se modificará pero que tendrá un auge relevante es el de la vivienda en renta, pero ahora con espacios inteligentes, más organizados y con amenidades, en los cuales, puedan convivir un dormitorio, con un huerto orgánico, o con una oficina. Es decir, todo, desde la comodidad del hogar.

 

La gran pregunta ¿Esperar que pase la tormenta o actuar?

Responder este cuestionamiento parece ser desalentador, cuando se tienen prospecciones de que la cuarentena en México terminará entre la primera y la tercera semana de julio.

La clave está en conocer en qué etapa del proceso como desarrollador o impulsor del proyecto te encuentras.

La tormenta en curso, puede ser un tiempo ideal para ciertas ideas y conceptos, para los cuales se requiere tener una visión muy hábil, o bien, la capacidad de transformar o redireccionar la idea inicial del proyecto para, con ello, aprovechar el momento. Recuerde que muchas fortunas se han construido, precisamente en medio de las crisis. La clave, insistimos, se encuentra en saber perfectamente en qué fase del proyecto se encuentra.

El Súperdolar

La nueva configuración económica mundial, dibuja un enfrentamiento férreo entre dos monedas, el dólar y el yuan. Los Estados Unidos contra China. Esto conlleva para México a un golpeteo en donde no quedamos bien parados, y nuestra moneda se devalúa por un cúmulo de aspectos. Con ello, se fortalece ante nuestros ojos, la moneda anglosajona volviéndola una súper moneda.

Aquí bien vale la sugerencia de la adquisición, compra o venta de inmuebles a precio de dólar, en puntos de alta plusvalía y rentabilidad. Ciudades fronterizas, destinos de playa, puntos coloniales. Estos sitios son atractivos para los capitales no solo locales y nacionales, sino para el extranjero, flotante y expatriado.

Al cierre de octubre de 2019, el inventario total cotizado en dólares a nivel nacional para departamentos y casas fue de 4,305 unidades. Mientras que a mediados de marzo de 2020 se registraron 2,036 unidades.

Tiempo de estrategias financieras

Definitivamente con las condiciones actuales y que no pintan muy bien a nivel mundial, es urgente que se tenga en mano una plan estratégico financiero. Un programa de avanzada, que incluya los pasos a seguir para no perder solvencia y mantenernos con liquidez.

Los fondos de ahorro, son indispensables en este panorama actual, así como la reducción de los recursos invertidos en ocio o actividades banales o poco productivas. Imperativo es tener una reserva de efectivo, que en caso de no tenerla, deberá construirla lo más pronto posible. Y de ahí, salir a la calle y redoblar esfuerzos. Si antes programábamos dos citas, ahora hay que programar cuatro, y plantearse una mayor interacción con más personas y estar a la altura de la circunstancia.

Entradas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *